Bautistas

Postedin
ImprimirImprimirEnviarEnviarPDFPDF

Bautistas
HISTORIA
La Iglesia Bautista tuvo origen en
Inglaterra el año 1611 por los discípulos del pastor
anglicano John Smith, que había acogido en su comunidad
a anabaptistas (rebautizantes) del comienzo de la Reforma
Protestante y a menonitas, fundados por Simón Mennon.
A causa de sus distintas
influencias los bautistas se dividieron pronto en:
BAUTISTAS
GENERALES
convencidos de que Jesús había
muerto para salvar a todos los hombres que creyeran en
Él.
BAUTISTAS
PARTICULARES
fundados por Henry Jacob, cuya
creencia básica es que Jesús murió solamente por los
predestinados a la salvación y no por todos los hombres.
Poco a poco se fue imponiendo y el primero fue
desapareciendo.
En el siglo XVIII William
Carey dio inicio a la "Sociedad de Bautistas
Particulares para la Propagación del Evangelio a los
Paganos". El mismo llegó a la India como misionero.
Ya en la primera mitad del
siglo XVII habían llegado los primeros Bautistas a los
Estados Unidos, que con el tiempo dieron origen a muchas
otras sectas: Los Discípulos de Cristo, Los Bautistas de
Libre Arbitrio, Los Bautistas Primitivos, Los Bautistas
del 7º Día, Los Adventistas, los Pentecostales, etc.
Actualmente, la parte
principal de los Bautistas se encuentran en los Estados
Unidos de Norteamérica. Se dividen en:
Bautistas del Norte, más
liberales e inclinados a las obras sociales y ayuda a los
más necesitados.
Bautistas del Sur, más
rígidos en sus creencias y costumbres.
DOCTRINA
En concreto por lo general
aceptan lo siguiente:
La Biblia es un libro
inspirado; pero no tiene criterios de interpretación
iguales a todos.
Algunos aceptan la
Virginidad de María, la Madre de Jesús.
La Cena del Señor, que
por lo general celebran el primer domingo de cada mes, es
solamente un recordatorio de la muerte de Cristo. El pan
queda pan y el vino queda vino. No hay presencia real de
Cristo.
La Iglesia es algo
invisible, formada por todos los que han aceptado a
Cristo como Salvador y Señor.
ORGANIZACION
Es de tipo congregacional
o popular, es decir que todos pueden ser elegidos a los
varios oficios y elegir a los demás mediante el voto.
El culto se centra en la
predicación, la oración y el canto de himnos.